Este es un risotto fino y delicado que gracias a las flores de calabacín aportar un color realmente atractivo, así como un sabor delicado y muy suave.

Hay dos tipos de flores de calabacín, los machos y las hembras, estas últimas dan el fruto del calabacín y los machos son los que se utilizan para rellenar. Cada tallo produce una sola flor y antes de cocinarlos tenemos que retirar la púa central. Es un producto muy delicado, así que no aguanta mucho en el frigorífico, es comprarlo y usarlo.
Espero disfruten de este delicioso risotto suave y jugoso con el añadido del encanto de sus delicados colores y sobre todo y más importante de su gran sabor.

INGREDIENTES:
  • 1´2 l. de caldo claro de pollo o vegetal
  • 125 g. de mantequilla
  • 1 cebolla grande
  • 2 ramas de apio
  • 4 calabacines rallados
  • 50 ml de vino blanco seco (importantísimo un buen vino)
  • 400 gr. de arroz para risotto
  • 80 gr. de parmesano recién rallado
  • 4-6 flores de calabacín
  • sal
  • pimienta recién molida

PREPARACIÓN:

Con thermomix:

En la vaso pondremos el calabacín y lo picaremos durante 6 segundos aproximadamente a velocidad 5, (tiene que quedar como si estuviese rallado) y lo reservamos.

Si limpiar el vaso, ponemos la cebolla y el apio y picamos durante 6 segundos en velocidad 5.

Añadimos el aceite, la sal y la pimienta y lo rehogamos durante 10 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma y giro a la izquierda.

Pasado este tiempo pondremos la MARIPOSA, y añadimos el arroz junto con el vino y programamos 1 M, T 100º, V cuchara y giro a la izquierda. Terminado el tiempo volvemos a programar 1 minutos más pero sin el cubilete, así dejaremos que el vino se evapore.

Ahora es el momento de añadir el caldo al arroz, el cual debe de estar caliente, esto es algo muy importante, así que programamos 8 minutos, T 100º, V cuchara y giro a la izquierda, iremos añadiendo poco a poco el bocal a medida que vayamos viendo que se va absorviendo, cuidado no dejar en ningún momento que se quede totalmente seco.

En este momento que hacemos la parada añadimos el calabacín rallado y programaremos nuevamente 12 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara y giro a la izquierda, e iremos igualmente añadiendo poco a poco el caldo por el bocal sin dejar que quede totalmente seco.

Cuando haya transcurrido el tiempo mantecaremos añadiendo la mantequilla y el queso parmesano y programaremos 4 M, V cuchara y giro a la izquierda, por último añadiremos las flores de calabacín cortadas en juliana y programaremos un minutos más.

Pasado este tiempo lo dejaremos reposar un par de minutos antes de servirlo.

Modo tradicional:

En una cazuela de fondo grueso ponemos a calentar la mitad de la mantequila y rehogaremos la cebolla y el apio durante 10 minutos de modo que queden tiernos y pero sin coger demasiado color.

Agregamos el vino y subimos el fuego y dejamos que hierva hasta que se haya evaporado gran parte de él, en ese momento añadimos el arroz, removemos y dejamos hacer hasta que quede seco, un poco opaco y se hayan impregnado bien de mantequilla.

A continuación vamos añadiendo el caldo, el cual debe de estar caliente, poco a poco, sin dejar de remover esto es muy importante. No agregue caldo hasta que el arroz no hay absorvido en gran medida el que hemos puesto con anterioridad. Vigila que e caldo no hierva a borbotones y que el arroz no quede seco en ningún momento

A media cocción 8 minutos aproximadamente, incorpore el calabacín rallado, remueva bien y siga con el mismo proceso durante 12 minutos más. Tras 15-20 minutos el risotto quedará cremoso y los granos tiernos pero firmes.

Salpimente, pruebe y rectifique de sal, incorpore el resto de la mantequilla y el queso parmesano recién rallado, movemos con suavidad durante unos minutos y por último añadimos las flores de calabacín. Tapamos la cazuela para dejar reposarlo un par de minutos.

Servir de inmediato.

¡Buen provecho!

Font: http://food-and-cook.blogs.elle.es/2009/03/19/risotto-de-flores-de-calabacin-risotto-con-fiori-di-zucchine/