Este plato con verduras, que en vasco significa “caldo de puerros”, es de lo más sencillo y saludable que podemos preparar en casa.
Yo incluso lo llamaría “el plato del día después”, ya que es perfecto para limpiar el organismo después de una cena copiosa o unos días de fiesta donde abunden las comilonas (como en Navidad).
Un caldo de verduras, con el predominio del puerro, que nos sentará de maravilla cualquier día de frío. Sencillo, económico y muy saludable.
Siempre que hablamos de una receta típica y conocida como esta , podemos decir que hay muchas variantes, tantas como cocineros/as y hogares. Hay porrusaldas con o sin cebolla, unas que llevan ajo, otras con carne de pollo o de pescado, y también las populares recetas de “Porrusalda con bacalao” y “Porrusalda con costilla de cerdo”.
En nuestro caso, haremos la receta que se hace en casa y que se basa en el puerro, más algunas verduras que lo acompañarán.

Ingredientes:
4 puerros
3 patatas medianas
1 cebolla mediana
2 zanahorias
1 litro de agua
Aceite de oliva virgen extra
Sal fina
Dificultad: fácil
Para 4 personas
Tiempo: 40 minutos

Preparación de la receta
En otras elaboraciones se usa solamente la parte blanca del puerro pero para la Porrusalda cogeremos algo de verde, justo hasta llegar al comienzo de las hojas. Cortamos por ahí y retiramos la parte inferior (raíz).
Lavamos las verduras y las picamos en rodajas, dejando las de los puerros de mayor tamaño. Pero tampoco os paséis ya que luego debemos de ser capaces de comerlos de un bocado. Picamos la cebolla en “brunoise” (dados) fina.
En una cazuela con una lámina de aceite de oliva, sofreímos la cebolla a fuego medio 5 minutos. Queremos que se vaya cocinando pero sin que coja color. Añadimos el puerro, salamos y rehogamos todo junto otros 5 min.

Añadimos la zanahoria en rodajas y la patata “escachada” (metemos el cuchillo y justo antes de cortar totalmente, rompemos el trozo de patata) en dados irregulares. De igual manera, no los hagáis muy grandes para que podamos luego comerlos de un bocado. Mezclamos y rehogamos todo 2-3 minutos.
Añadimos un litro de agua, subimos el fuego y desde que comience a hervir, cocinamos 20-25 minutos a fuego medio. Dependerá un poco del tamaño de los trozos de verdura. Salamos al gusto.
En los últimos 5 min. rallamos en el caldo una patata pequeña (o un trozo), que se deshará en la cocción y le dará “cuerpo” al caldo.
Estará la porrusalda lista cuando comprobéis que las patatas están en su punto. Servimos caliente en la mesa para disfrutar de este plato tan reconfortante y apetecible, sobre todo esos días después de grandes comidas o cenas.

Font: http://www.nimataniengorda.com/porrusalda-receta-facil-y-saludable/