Cómo las grandes empresas engancharon a Brasil con la comida chatarra

Autor:   

Font: The new York Times

Conforme el crecimiento de los países adinerados se desacelera, las empresas multinacionales se están expandiendo vigorosamente en países en vías de desarrollo gracias a su venta de comida chatarra y bebidas azucaradas.

FORTALEZA, Brasil — El eco de los gritos de los niños en el aire húmedo de la mañana mientras una mujer empujaba un reluciente carrito blanco a lo largo de calles deterioradas y llenas de basura. Estaba haciendo entregas a algunos de los hogares más pobres en esta ciudad costera; llevaba pudín, galletas y otros alimentos empaquetados en su ruta de ventas. (Imatge: Da Silva y otros vendedores como ella hacen entregas regulares para Nestlé a un cuarto de millón de hogares en Brasil. CreditWilliam Daniels para The New York Times)

Celene da Silva, de 29 años, es una de los miles de vendedores de puerta en puerta de Nestlé; así ayuda a que los conglomerados de alimentos empaquetados más grandes del mundo expandan su alcance a un cuarto de millón de hogares en las esquinas más recónditas de Brasil.

Llegir més...

Tots els dijous, quan tornem del camp de collir, ens trobem la mateixa estampa: un niu de caixes famolenques.

“Nos hemos acostumbrado a pagar las cosas por debajo de lo que es un precio justo”

Autora: Ana Requena Aguilar

Font: www.eldiario.es

La periodista Nazaret Castro defiende que consumir es un acto político. Castro, que investiga sobre los impactos que tiene la producción del azúcar o del aceite de palma en su proyecto Carro de Combate, se centra ahora en el sector de la distribución. En su libro La dictadura de los supermercados. Cómo los grandes distribuidores deciden lo que consumimos (Editorial Akal), se centra en qué es lo que sucede desde en ese espacio intermedio entre la producción y el consumo. “En los últimos 40 años es la distribución junto al diseño las partes en las que se está acumulando toda la ganancia. Las grandes marcas, desde Apple a Nike o Zara, cada vez más externalizan la producción porque el negocio está en la distribución”, dice la periodista.

¿Es real esa sensación de que tenemos más opciones de compra que nunca cuando vamos a un supermercado o cuando decidimos dónde ir a comprar y el qué?

Esa es una cuestión central: en el sistema capitalista en general y en los supermercados en particular hay esa ilusión de la libertad de elección, con un montón de productos con diferentes y coloridos embalajes y muchas marcas. Si profundizas un poco resulta que la mayoría de esas marcas pertenecen a muy poquitos grupos empresariales.

Llegir més...

La alimentación causa más cáncer que el tabaco

Autor: 

Font: http://www.miciudadreal.es

Eusebio Gª del Castillo Jerez.– Javier Espinosa, jefe de servicio de oncología del Hospital General Universitario de Ciudad Real, ha abierto esta mañana, con su ponencia sobre nuevas terapias aplicadas en la lucha contra el cáncer, la I Jornada Informativa de la Junta Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer de Ciudad Real. Espinosa ha recordado que casi 250.000 personas son diagnosticadas de cáncer en España cada año. Una cifra, ha dicho, que “da vértigo”.

Llegir més...

QUADERN DE CAMP. CRÒNICA 3

Un comentari de la sobretaula d’ahir ronda el meu cap amb la veu del seu protagonista. Paraules que el meu subconscient ha escollit per estimular les idees i engegar els motors de la memòria.

‘‘El fred d’enguany és lo normal, el que ha hagut tota la vida. Lo estrany ha segut els últims tres anys de calor sofocant. Mon pare diu que abans, cada dos per tres, nevava a l’horta, i els cultius a la seua, i s’acabaven traient. Però als cultius d’ara els passa lo mateix que a la gent d’ara, pareix que no vinguen d’on venen, que no tinguen passat. Fa fred i se gelen. Plou molt i s’ofeguen. Xe, però si ací s’ha desbordat el Carraixet fins al punt de no vore’s ni els marges, i a la setmana estaven tots els llauradors ajocant el llom’’.

Són les 9h. Fa una hora que estem rascant les carlotes i la cosa no tempera. El fred traspassa la sola de les meues botes

Llegir més...