Otra escuela es posible

Hace unos días, encontré por casualidad mis notas de séptimo de EGB. En una sola evaluación, suspendía siete de diez materias. En Lengua Castellana y Literatura, obtenía un “Muy deficiente”, una calificación que se repetía en Matemáticas, Ciencias Naturales y Pretecnología. En esas fechas, yo tenía 13 años y era un chaval rebelde, indisciplinado, ferozmente inadaptado y reacio a cualquier forma de autoridad. Corría el año 1976 y estudiaba en un colegio de curas. Podría atribuir los mediocres resultados al sistema educativo de la España tardofranquista, pero mentiría. Simplemente, odiaba la escuela. Cuando años más tarde, me convertí en profesor de filosofía, descubrí que mi odio no había desaparecido y que la escuela sólo era una estructura opresiva concebida para matar el espíritu. Algunos se preguntarán por qué he ejercido la enseñanza durante dos décadas. Podría responder con cinismo, alegando que necesitaba el dinero, pero no sería sincero. Me gustaba el contacto con los jóvenes y disfrutaba enseñando. Eso sí, hice todo lo posible por desviarme de las consignas de la Administración, evitando los exámenes y propiciando los debates, la lectura y el inconformismo. No sé si conseguí gran cosa, pero al menos experimenté la sensación de actuar como un piloto de combate que decide arrojar sus bombas sobre el Estado mayor que le ha enviado a masacrar a la población civil.

Llegir més...

Ken Robinson: La revolucuón del parendizaje

18 d’Abril: dia d’acció global, NO AL TTIP, manifesta’t!

Permeteu-me una xicoteta apreciació. Per una banda tenim que el TTIP, entre altres coses i simplificant, elimina les barreres legislatives que impedien que el mercat europeu circulés lliure per territori nord-americà i que el nord-americà circulés lliure per l’europeu (en realitat lo més rellevant és l’abolició de les traves legislatives europees de protecció social tant fastidioses per al capital especulador). Per altra banda tenim, com revelà en el seu moment Edward Snowden i com es detalla tant exhaustivament al impactant documental guanyador d’un Òscar ‘Citizenfour’, la extensa i desenvolupadíssima xarxa d’espionatge que EEUU té desplegada arreu del món, permetent-li espiar sistemàticament a milions de ciutadans (Angela Merkel n’és un exemple) i empreses estrangeres en profit dels interessos del govern i les empreses nord-americanes. Total, que el TTIP dona plenitud de poders en Europa, inclús passant per damunt de les sobiranies nacionals, a un mercat (el nord-americà) que prèviament ha espiat a ciutadans i empreses europees, avançant-se, doncs, a tots els seus moviments, voluntats i estratègies de vida o de negoci.
Ací acaba la meua apreciació i comença aquesta indigerible barreja, últimament tant familiar, de ràbia, desolació i absoluta perplexitat.

La OCU denuncia que el Gobierno planea dificultar los estudios que comparen la calidad de los alimentos

‘La OCU señala que esta norma “vulnera el derecho a comunicar o recibir información veraz”‘Mercado de alimentos.  EUROPA PRESS
‘La organización recalca que el Gobierno pone en peligro la confidencialidad de los laboratorios que realicen los análisis y los dejará indefensos frente al lobby’

La OCU ha denunciado que el Gobierno quiere privar a los consumidores del acceso a información veraz sobre las diferentes opciones que tienen en el mercado, ya que planea aprobar de forma inminente un real decreto por el que se regula la realización de estudios y análisis comparativos en productos alimenticios (Foto: Mercado de alimentos. EUROPA PRESS). 

Llegir més...

Metàfores…

P1030361

Bolívia, 2008