El TTIP y la improbable armonización entre precaución y riesgos alimentarios

El verdadero valor del café

(c) Ed Gregory

‘El café es la infusión más consumida del mundo y mueve anualmente unos 71.000 millones de dólares’.

‘La cadena de producción, distribución y comercialización del café evidencia una radical desigualdad entre los países que lo cultivan y los que lo consumen’.

¿Tienen nuestros pequeños actos cotidianos de consumo un efecto real y concreto sobre habitantes de territorios lejanos? La respuesta es sí, y pocos productos lo expresan con tanta contundencia como el café.

Los pequeños frutos rojos que da el árbol del café son la base de algo más que una bebida: un acto social implantado en muchas culturas. Es, también, un lucrativo negocio: el café es la infusión más consumida del mundo y mueve anualmente unos 71.000 millones de dólares, según datos de la asociación Fairtrade España (Foto: (c) Ed Gregory).

 Por la idiosincrasia de esta planta, a diferencia de otros cultivos para la exportación, la mayor parte de la producción corresponde a pequeños campesinos: 25 millones de agricultores producen el 80% del café que se consume en el mundo. Esta planta da trabajo a 100 millones de personas y es, para algunos países, su principal fuente de divisas. En Etiopía, Colombia o Brasil, el café atraviesa transversalmente el territorio y la historia.

Llegir més...

#NoMásArtículosDefectuosos: ¿Qué se esconde detrás de tu móvil?

Artículo escrito por Ingeniería Sin Fronteras

Ha pasado mucho tiempo desde que el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunciara, en 2001 y 2002, las conexiones existentes entre la explotación minera en la República Democrática del Congo (RDC) y la continuidad de su conflicto armado. Desde entonces, varias investigaciones encabezadas por la ONU y organizaciones no gubernamentales han relacionado la extracción de diversos minerales con constantes violaciones de los derechos humanos y millones de muertos y desplazados en la RDC y otros estados como Colombia, Birmania, Zimbawe o la República Centro Africana. Estos son los conocidos como “minerales de conflicto”, aquellos minerales extraídos en zonas de conflicto armado cuya extracción implica la violación de los derechos humanos y situaciones de esclavitud.

Llegir més...

Crema de remolacha y queso

Altra recepta cortesia de la companya Almu.

Dos remolachas cocidas
150 gramos de queso de cabra
un vaso con dos dedos de aceite de oliva virgen
un chorro de vinagre de módena
sal

Solo hay que mezclar todos los ingredientes e ir batiendo. El aceite, ponerlo poco a poco,, al final, para hacer que emulsione, como si
fuera mahonesa. (Foto: recetasdiarias)

Acompañar con crudites. va muy bien la endivia.

 

Tomates rellenos de quinoa y pesto/

47b2527c-4cbf-4966-ad75-41b1ae11f393

Recepta cortesia de la companya Almudena.

5 tomates kumato
50 gramos de quinoa en crudo
2 latas de atun albo (es porque son más grandes, no por la marca)
1 manojo de albahaca
50 gramos de nueces peladas
sal gorda
1 diente de ajo
aceite de oliva virgen
parmesano rallado

Primero se vacian los tomates, con lo sobrante no se hace nada, aunque se puede incluir si quereis que quede más liquida la mezcla.

Llegir més...

Qué hacer para no contribuir (o contribuir menos) a un sistema perverso

Foto: Mujeres reflejadas en el escaparate de una tienda en el centro comercial Ermou Street, en el centro de Atenas (Reuters).

Si todos viviéramos como los estadounidenses, necesitaríamos 3,9 planetas. Los consumidores tienen un gran poder con sus decisiones de compra, pero el papel del estado y las empresas es fundamental. (Foto: Mujeres reflejadas en el escaparate de una tienda en el centro comercial Ermou Street, en el centro de Atenas, Reuters)

Los datos nos dicen que cada vez gastamos con mayor celeridad los recursosgenerados por la Tierra en un año y que si todos viviéramos como los estadounidenses, necesitaríamos 3,9 planetas para saciar nuestro ritmo de consumo (2,3 si el modo de vida generalizado fuera el de los españoles). También nos dicen que en el mundo hay 900 millones de trabajadores pobres, es decir, que, a pesar de trabajar, no tienen lo mínimo para vivir. La cifra supone el 30% del total de las personas con empleo, según la Organización Internacional del Trabajo, a las que se añaden 21 millones de seres humanos que viven en situación de esclavitud. Son solo algunas de las consecuencias del modelo actual de producción, situaciones escondidas tras aquellos productos que nos ofrecen cada día las coloridas estanterías de los supermercados.

Llegir més...