• Pelar un boniato, cortarlo en cubos y cocinarlos en el microondas hasta que estén tiernos pero firmes.
  • Mientras tanto, cortar una cebolla pequeña en tiras finas, ponerlas en una ensaladera y rociarlas con vinagre de manzanas.
  • Retirar el boniato, añadirlo a la ensaladera, remover y dejar templar.
  • Añadir un aguacate cortado en cubos y mezclar todo con el aliño.

    Aliño: batir aceite, media (o una) cucharada de concentrado de tomate y dos cucharadas de nata vegetal.
  • Servir con tomates frescos sin aliñar.

El concentrado de tomate es una pasta densa que da muy buenos resultados en salsas y otras preparaciones. Suele venir en botecitos metálicos o, como este que os muestro, en tubos.

Font: http://cocinaconluzverde.blogspot.com.es/