. Todos los grupos de la oposición (PSPV, Compromís y EUPV) lo critican y votan en contra. Foto

El pleno del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado hoy, con el voto a favor del PP y en contra de toda la oposición (PSPV, Compromís yEUPV), someter a información pública la nueva documentación de la revisión simplificada del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Estará expuesta durante 45 días para la presentación de alegaciones, ha informado el concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, quien ha defendido que el nuevo planeamiento es una “buena revisión” que se ajusta a la situación real de la ciudad. La oposición no comparte esta lectura, y critica los ataques a la huerta y la “extemporalidad” del proceso, al acometerlo en vacaciones. (Foto: El pleno del Ayuntamiento de Valencia celebrado este viernes. / AYTO. VALENCIA)

En declaraciones a los periodistas antes del pleno, el portavoz del grupo socialista, Joan Calabuig, ha criticado que la revisión del PGOU adolece de falta de participación ciudadana, así como de consenso social y político, a pesar, ha dicho, de ser el plan que marcará el futuro de Valencia en muchos años. Lo ha calificado como “un plan del pasado” que pretende invadir espacios de huerta, mientras que lo deseable para la capital del Turia, en su opinión, sería desarrollarse “en la ciudad consolidada” y no en su entorno.

El portavoz de Compromís, Joan Ribó, ha lamentado que el plan no esté pensado para “satisfacer las necesidades de la población sino de los especuladores”, y ha recordado que en los últimos cinco años ha disminuido la población de Valencia en 25.000 habitantes, por lo que hacer una estimación de crecimiento “es absurdo”. Ribó ha recordado que hay 57.000 pisos vacíos y que hasta el Gobierno central aboga por la rehabilitación y por no ocupar más territorio. Ha criticado además la selección del momento: “Me recuerda a lo que hacía Franco”, ha ironizado.

A su juicio, es un plan que “solo se merece tirarlo a la basura”, ya que “solo satisface los intereses de los que compraron suelo para hacer negocio”.

Por su parte, el portavoz de Esquerra Unida, Amadeu Sanchis, ha manifestado también la oposición de su grupo a un plan que, asegura, “no ha contado con la participación ciudadana”, es “agresivo” con la zona de huerta y “está muy supeditado a los intereses privados”, y ha mencionado al Valencia CF o la construcción de nuevos edificios “que no están justificados”.

Un periodo de consultas

El concejal de Urbanismo, por su parte, ha defendido en el pleno que el plazo de 45 días para la exposición pública del documento empezará a contar desde su publicación, previsiblemente después de las fiestas navideñas. En este periodo, según Novo, se realizarán reuniones técnicas con la oposición, y sectoriales, con los colectivos afectados.

En el plazo de exposición pública del documento solo se podrán presentar alegaciones sobre los aspectos que se han modificado.

Font: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/12/26/valencia/1419617869_143184.html