El Plan Urbanístico de Valencia recalificará 415 hectáreas de huerta

Per RAQUEL ANDRÉS DURÀ 

‘Per l’Horta’ denuncia que la ciudad tiene “más de 57.000 viviendas vacías y 38.000 solares para construir” | Piden la paralización “temporal” del plan, que creen que se ha hecho “con prisas” para aprobarlo antes de las elecciones. (Foto: Zona de huerta contigua al barrio valenciano de Benimaclet, afectada por la recalificación del PGOU LVD).

El pasado 26 de diciembre el pleno del Ayuntamiento de Valencia aprobaba, con los votos en solitario del PP, someter a información pública la nueva documentación de la revisión simplificada del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valencia. El concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, defendió el nuevo planeamiento como una “buena revisión” que se ajusta a la situación de la ciudad, aunque ni la oposición ni colectivos en defensa de la huerta están de acuerdo con esta visión.

El movimiento social Per l’Horta inició el miércoles una campaña de recogida de firmas en Change.org con la que exigen la “paralización temporal” del nuevo PGOU. Lamentan que plantee urbanizar 415 hectáreas de la Huerta de Valencia cuando “actualmente tiene más de 57.000 viviendas vacías y 38.000 solares para construir”. Los barrios afectados son Campanar, Benimaclet, Castellar-Oliveral, la Torre o la Punta.

La campaña estuvo precedida por un llamamiento en Twitter, en el que Per l’Horta pidió a la ciudadanía a sumarse a la defensa de la huerta de Valencia a través del hagshtag #HortaÉsFutur, a la que se adhirieron personalidades como los músicos Xavi Sarriá, Pau Alabajos y Feliu Ventura, el diputado catalán Quim Arrufat (CUP) o el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó.

Per l’Horta denuncia que el Ayuntamiento de Valencia plantee urbanizar 415 hectáreas de la Huerta de Valencia cuando “la ciudad ha perdido 30.000 vecinos en cinco años y tiene actualmente más de 57.000 viviendas vacías y solares en los que construir otras 38.000”. En su reivindicación piden “un urbanismo más democrático”, donde los vecinos colaboren con el ayuntamiento en la elaboración del PGOU. Este, señalan, “condicionará el urbanismo de Valencia durante décadas” y continuará el “modelo especulativo” con la recalificación de más tierras de huerta.

Desde el Ayuntamiento de Valencia, no obstante, se defienden alegando que “el Plan General de 1988 de los socialistas no protegía la huerta, los únicos que han hecho algo por protegerla han sido los gobiernos del Partido Popular”. De hecho, añaden, la nueva revisión “protege muchísima huerta”.

Arturo Sanz, arquitecto miembro de la Asociación de Vecinos de Benimaclet, contrapone su visión de que la clasificación de la huerta como PQL (Parque Público) “es un verdadero fraude”. El arquitecto cree que es una excusa para “alcanzar los estándares de zonas verdes de la ciudad” y que la construcción de un parque “no es admisible”. “La huerta sin llauradors no puede existir”, afirma tajante.

Un cementerio, una ermita y una biblioteca-antigua prisión
El PGOU de Valencia recalifica la huerta de Valencia contigua a la ciudad. Una de las zonas afectadas es la zona ubicada entre el barrio de Benimaclet y la Universitat Politècnica de Valencia (UPV), de gran valor paisajístico y recreativo, al tratarse de una zona anexa a la ciudad con carril bici, de uso frecuente por deportistas y familias.

Josep Gavaldà, de Per l’Horta, señala tres de puntos clave a los que afectará la recalificación de la huerta: la que rodea la ermita de Vera, en el área de la Universitat Politècnica de València; la del cementerio de Benimaclet; y la de la biblioteca Sant Miquel dels Reis de Tavernes Blanques, antigua prisión hoy declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Estas construcciones quedarían aisladas en zonas recalificadas para uso urbanizable o comercial.

Arturo Sanz, arquitecto miembro de la Asociación de Vecinos de Benimaclet, denuncia “mentiras” del Ayuntamiento, que propuso la Ronda Nord como límite de la ciudad “y ahora quieren ampliarlo”. “El Plan prevé 60.000 metros cuadrados de uso comercial, un chollazo para construir un centro comercial”, y denuncia que esto muestra “una falta total de sensibilidad hacia el patrimonio y la tradición cultural”.

Fuentes del Ayuntamiento de Valencia aseguran, no obstante, que el PGOU es “un plan de futuro” para contemplar “posibles realidades de la ciudad”, como puede ser “la construcción de un hospital o de una empresa de innovación”.

En cuanto a la huerta que recalifica la revisión de PGOU al lado del cementerio de Benimaclet, el arquitecto lamenta: “Se carga un caso único de cementerio que pervive enclavado en la huerta, ya que todos los demás de Valencia han sido engullidos. No valoramos la huerta, seguimos tratándola como un solar”.

Gavaldà también denuncia que el nuevo Plan bloquea los dos extremos del antiguo cauce del río Turia y actual zona verde de la ciudad con “dos tapones urbanísticos”. “No crea conectividad entre las áreas verdes del municipio y entapona lo que podría enlazar la ciudad con el parque natural de la Albufera”, apunta.

Participación ciudadana
El plazo de 45 días de exposición pública del documento para presentar alegaciones concluirá el próximo 24 de febrero. Josep Gavaldà ha hecho hincapié en la necesidad de que la ciudadanía sea “consciente” de lo que se juega: “Los errores que se cometan ahora, serán muy difíciles de deshacer”. Para ello, harán acciones por barrios para explicar cómo les afectará el PGOU y acciones en la calle que todavía están por concretar.

Aunque la huerta contigua a Valencia es un espacio con gran participación lúdica, Arturo Sanz cree que si una persona no defiende el valor de la huerta, “se irá a correr más lejos”, e insiste en la importancia de concienciar a la población. Una de las acciones que se llevarán a cabo por parte de la Asociación de Vecinos de Benimaclet es la recogida de firmas del profesorado de la UPV “para que se definan sobre el plan” y presentarán alegaciones para la defensa del espacio que rodea el cementerio.

“Pedimos que la alcaldesa Rita Barberá recule, que atrase el Plan porque creemos que se ha hecho con prisas para aprobarlo antes de las elecciones, que se adapte a la legislación y que tenga una participación ciudadana real”, ha concluido Gavaldà.

Font: http://www.lavanguardia.com/local/valencia/20150125/54424709881/pgou-valencia-recalifica-huerta.html