La agroecologia escolar

agroecologia01

La Agroecología se está abriendo camino en nuestro mundo y en nuestro imaginario, de eso no hay duda. En el ámbito educativo, y concretamente en el escolar, también. En nuestro contexto local aparecen diversas experiencias de lo que llamamos agroecología escolar. Este artículo las quiere contar.

TODO LO QUE UN HUERTO PUEDE ENSEÑARNOS

En los centros escolares, los huertos tienen ya historia. En los años 1970-80 existían diferentes experiencias de huertos escolares, preocupadas mayoritariamente por la pérdida de contacto del alumnado con la producción de alimentos. Se planteaban como proyectos de conexión con el mundo rural, que se iba reduciendo drásticamente, y con los ciclos biológicos de las plantas.

Llegir més...

20.000 alegaciones contra la pérdida de huerta en Valencia

‘Per l’horta recaba apoyos en las universidades de Berkeley, Boston, Harvard o Edimburgo para detener el plan de Barberá’.

Decenas de colectivos, liderados por la plataforma cívica Per l’horta, han registrado en el Ayuntamiento de Valencia más de 20.000 alegaciones contra la destrucción de huerta prevista en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). “No nos podemos permitir el lujo de perder más hectáreas del cinturón verde que rodea la capital”, enarboló Enric Navarro, portavoz de Per l’horta y productor ecológico.

El número de colectivos conservacionistas que alegan contra la reclasificación de 415 hectáreas de huerta —más de 700, según la oposición— es amplio. La Denominación de Origen de la Xufa, organizaciones agrarias como la Unió de Llauradors, Acció ecologista-Agró, las asociaciones vecinales Salvem El Cabanyal, Salvem el Botànic y numerosas asociaciones de vecinos de Benimaclet, Castellar, Campanar y Natzaret-La Punta, además del colegio de Ingenieros Agrónomos. El Tribunal de les Aigües, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, también ha alegado por las acequias afectadas por este nuevo bocado a la huerta, que son las de Mislata, Rovella y Mestalla. (Foto: Parcelas de huerta en producción en la partida de Dalt del barrio de Campanar en Valencia. / MÒNICA TORRES)

Llegir més...

Savia nueva en el campo

Per 

Debajo de todo gran caudal siempre discurre una corriente subterránea. Las cifras básicas de la agricultura en España dejan una tierra herida. La renta agraria cayó un 7,1% el año pasado y los precios del suelo de labor tienen su propia idiosincrasia. De los números elevados que se manejan en algunas zonas y cultivos (en Ribera de Duero el valor de una hectárea de viñas oscila entre 30.000 y 70.000 euros y en Toro va de los 20.000 a los 30.000 euros) a la, auténtica, fotografía general. El coste medio de una hectárea rústica en 2013 fue de 9.633 euros. Más o menos lo mismo que los últimos tres años. “Las fincas de labor mantienen su precio porque es el agricultor el que las compra para trabajarlas con su familia. Es lo único que se vende”, describe Antonio Ojeda, del intermediario Inmancha. Con unos precios planos en secano y regadío, el campo sufre. (Foto: Pablo Martínez, uno de los fundadores del proyecto Huerta La Madre Vieja, dedicada al cultivo de hortalizas en un terreno en Ciempozuelos (Madrid).)

Llegir més...

“Es admisible todo lo que es legal, por inmoral que sea”

Hablamos con las autoras del libro ‘Carro de Combate’, que nos plantean el consumo como un potente acto político. Per El Ximellero i Ana Álvarez.

Nazaret Castro y Laura Villadiego nos plantean en el libro Carro de Combate el consumo como un acto político, y la necesidad de saber qué se compra y cuál es su origen para poder optar por alternativas éticas y conscientes. Para ellas la primera batalla es la de la información. Afirman que “si otro consumo es posible, otra economía es posible, y otro mundo es posible”. (Foto: Laura Villadiego / CARRO DE COMBATE)

En el libro hacéis un recorrido por la cadena de producción de veinte productos de uso masivo. ¿Habéis encontrado muchas dificultades para investigar?

Llegir més...

L’última punyalada de Rita Barberá

Per Joan Canela

‘L’aprovació del Pla General d’Ordenació Urbanística al darrer ple de la legislatura suposarà una herència molt pesada pel proper govern municipal’.

“Morir matant”, amb aquesta expressió, diferents membres de Per l’Horta es refereixen una volta i una altra a la reactivació del Pla General d’Ordenació Urbanística (PGOU) de la ciutat de València, congelat des de fa quasi una dècada, quan l’esclat de la bombolla immobiliària va fer perdre sentit a la requalificació de més de 400 hectàrees agrícoles en urbanitzables.

Llegir més...