Para 4 personas: DSCN0932

– 300 g de harina de garbanzos
– hojas de un manojo de zanahorias o de remolacha
– 1 cebolla pequeña
– una cucharadita de curry
– una pizca de sal
– una pizca de pimienta negra
– agua
1) Mezclar la harina de garbanzos con el curry, la sal y la pimienta.

2) Añadir agua progresivamente para obtener una masa un poco menos liquida que la de los crepes.

3) Limpiar las hojas de las zanahorias/remolacha y secarlas. Guardar sólo la parte tierna de las hojas y cortarlas.

Cortar la cebolla en trozos muy finos.

4) Mezclar las hojas cortadas y la cebolla en trozos con la masa.

5) En una sartén, echar aceite. Cuando esté bien caliente, formar buñuelos pequeños con la mezcla (masa + verduras). Cocerlos por los dos lados y al sacarlos de la sartén dejarlos unos segundos en un papel absorbente para que suelten aceite.

6) Servirlos calientes con salsa tamari (salsa de soja).